La educación tiene un rol central en la construcción del “Ser nacional”, de la identidad nacional y sus ciudadanxs. En países como los nuestros, donde ha sido el Estado el que precedió a la Nación –ya que América Latina y el Caribe puede ser considerada una nación deshecha como resultado de los procesos de conquista y colonización y la posterior balcanización con los procesos de independencia– no es de sorprender que los sistemas educativos hayan demorado en incorporar discusiones sobre su latinoamericanización y que, muchas veces, esto haya sido invisibilizado y hasta vedado. Las pedagogías latinoamericanas, por ejemplo, son muy potentes y nos permiten reconstruir la historia de la educación en nuestros países desde una posición autonómica; pero se encuentran marginadas –muchas veces– de las propuestas de formación de docentes.

Hace unos años, cuando se intensificó la “pulsión integracionista” en nuestros países –esto es, al calor de la reconfiguración de proyectos políticos de construcción de región (como es el caso del MERCOSUR)– la discusión sobre el potencial integracionista de la educación fue una consecuencia esperada y necesaria: desde la educación es posible construir ciudadanía e identidad regional y, al mismo tiempo, a partir de una mirada regional integral es posible mejorar y apuntalar los sistemas educativos nacionales (y públicos). De esta manera convergieron dos grandes objetivos de la integración regional: por un lado, promover miradas solidarias sobre nuestrxs vecinxs, no considerarlos enemigxs; comprender que las problemáticas que nos afectan son comunes (y que, entonces, sus respuestas han de ser comunes) y que esto se da en el marco de procesos históricos compartidos que se presentan como “realidades nacionales aisladas”. Por el otro, que es posible mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje en nuestros países a partir del trabajo en común –integrado– y de la revalorización y reapropiación de las pedagogías latinoamericanas y de miradas desde la construcción de región. La región –como la nación– es el resultado de una construcción política y, como resultado de esa construcción, tenemos la posibilidad y responsabilidad de ponderar miradas. En este material ponderamos una mirada integral, autonómica, solidaria y afectiva sobre diferentes aspectos que hacen a nuestra vida en común. La propuesta que aquí presentamos surge de una práctica solidaria de encuentro entre realidades (educativas) nacionales para construir herramientas que fortalezcan no sólo la incorporación de contenidos de integración regional en la formación docente –y por lo tanto, en las aulas de nuestrxs niñxs y jóvenes– sino también para mejorar la propia práctica docente. Construir ciudadanxs regionales y docentes mercosurianos ha sido la tarea.

¿Cómo lo hicimos? Pues bien, para ello hay que comenzar a señalar el antecedente de la red que ha encaminado esta propuesta: un proyecto de extensión universitaria que cumplió diez años. El Programa de Voluntariado “Identidad Mercosur” se encuentra conformado por estudiantes, graduados y docentes de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y es apoyado por diferentes organismos gubernamentales y no gubernamentales que aspiran a construir una región solidaria con el objeto de conformar y consolidar un espacio regional para la promoción de la integración entre los pueblos de Suramérica –desde el MERCOSUR y con proyección regional– de carácter inclusivo, que integre las distintas dimensiones de la vida de las comunidades, respetando su diversidad. Identidad Mercosur ha contado con el apoyo del Programa Nacional de Voluntariado Universitario del Ministerio de Educación desde el año 2008 y del Programa UBANEX de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Identidad Mercosur estuvo orientado, en sus primeros años, en lxs estudiantes de escuela media/secundaria de la región (con foco en Argentina) y luego inició un trabajo con docentes. Es en este marco que, gracias al Programa de Apoyo al Sector Educativo del Mercosur (PASEM) en el año 2015, el equipo de Identidad Mercosur y la red que venía desarrollando desde el 2008 con equipos de Brasil (Instituto de Políticas Públicas y Relaciones Internacionales de la Universidad Estadual Paulista) y Uruguay (Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República y Centro de Estudios y Formación para la Integración Regional) desarrollaron una Red de Desarrollos Educativos del MERCOSUR (REDESUR), la cual pretendía elaborar materiales didácticos orientados a la formación docente para contribuir a la construcción de una ciudadanía regional mercosureña.

REDESUR permitió elaborar un cuadernillo conformado por tres grandes ejes temáticos: 1. conceptos, a sabiendas de que las categorías son siempre equívocas, con diferentes interpretaciones, pero que –a la vez– construyen realidad por su carácter performativo, se escogieron un conjunto de voces para ser repensadas en clave regional y situada, para así lograr aprehender el carácter político, histórico y multidimensional de la integración; 2. acontecimientos, reconstruidos desde una mirada histórica suramericana que puso en jaque los relatos exclusivamente nacionales para así reconocer las vinculaciones entre sí de procesos históricos que han sido narrados como compartimentos estancos –con todo, el relato histórico en clave regional permite comprender nuestro pasado para abordar desafíos y retos actuales–; 3. pensadores, voces silenciadas que son visibilizadas y recuperadas para comprender la construcción de región – ideas, conceptos, teorías y propuestas sobre la unidad de gran potencia explicativa y acción política pero que gozan de una circulación periférica y subordinada– . Este material, producto del trabajo colaborativo regional, ha sido elaborado en dos soportes: un cuadernillo impreso en idioma español y una página web interactiva que cuenta con una propuesta de actualización continua de los materiales a través de las contribuciones de aquellos que visiten la página (www.redesur.org).

Sobre esta base, el material que aquí presentamos es una continuidad de estas actividades y se enmarca en el Proyecto de Formación Docente para la Construcción de Ciudadanía Regional en el MERCOSUR (FORSUR), financiado por el Proyecto Regional de Movilidad en Formación Docente de la Comisión Regional Coordinadora de Formación Docente del Sector Educativo del MERCOSUR. El principal objetivo de este proyecto consiste en generar espacios de reflexión, discusión e intercambio entre docentes y estudiantes de institutos de formación docente de la región acerca de los modos de abordaje, las estrategias pedagógicas y las metodologías de enseñanza para trabajar contenidos ligados con la ciudadanía regional. Así, se pretende generar nuevos aprendizajes y herramientas que contribuyan a mejorar el desempeño de lxs docentes en estas áreas de conocimiento. Esto adquiere importancia en un contexto educativo desafiante: pensar y construir instrumentos para abordar el tratamiento de la ciudadanía regional “mercosuriana” en las aulas propone nuevos desafíos tanto a lxs docentes como a las instituciones de las que forman parte.

Este proyecto organizó el trabajo regional a partir de pasantías de estudiantes y docentes de las comunidades educativas del Instituto de Formación Docente de San José de los Arroyos, Paraguay; la Universidad la Paz de Cuidad del Este, Paraguay; el Instituto Superior de Formación Docente N° 1 “Abuelas de Plaza de Mayo” de la Ciudad de Avellaneda, Argentina; la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina; y, el Programa Identidad MERCOSUR, Argentina. Para ello se realizaron dos encuentros de intercambio en las ciudades de Buenos Aires y San José de los Arroyos, donde los estudiantes y docentes participaron de talleres y charlas debate a fin de estimular la creación de espacios de intercambio entre miembros de la comunidad educativa de las instituciones involucradas y configurar los contenidos que integran el presente material. Es en este sentido que se llevaron a cabo encuentros de tutorías, tanto presenciales como virtuales, a fin de acompañar el proceso de elaboración de los documentos e interactuar con los participantes de las pasantías.

Como resultado de estos encuentros se diagramó el presente cuadernillo que reflexiona respecto de la propia práctica docente y el acceso a la información sobre integración regional, mediado por el idioma. Sobre esta base se presentan un conjunto de conceptos en clave regional, problematizando el abordaje de las ideas y poniendo a disposición recursos y materiales para la formación. Al mismo tiempo, uno de los resultados de los trabajos conjuntos es una publicación bilingüe (guaraní-español) a fin de favorecer el acceso a los recursos a un público amplio, respetando la diversidad lingüística y la política de idiomas oficiales del MERCOSUR.

A lo largo del presente material se propone al lector interconectar los conceptos siempre en disputa, por lo que hemos desarrollado un mapa conceptual que interconecta los conceptos abordados y propone rutas de análisis. Asimismo, en las estrategias pedagógicas disponibles en formato virtual se presentan mecanismos para abordar en las clases la temática; incorporando, de manera creativa, nuevos contenidos a la currícula. Las metodologías presentadas buscan ser un disparador capaz de interpelarnos y promover nuevas formas de enseñanza-aprendizaje. Es por ello que la propuesta se nutre de las ideas de las pedagogías críticas, con énfasis en la mirada freiriana, entendiendo a la relación estudiante-docente en términos dialógicos, estimulando la movilidad, el intercambio y la formación de una identidad y ciudadanía regional, con el objeto de lograr una educación de calidad para todxs; capaz de recuperar los saberes previos y promoviendo la creación de conocimiento colaborativo. Uno de los objetivos principales es la pregunta por el sentido, el para qué de conocer y problematizar la ciudadanía y la integración regional; por lo tanto la invitación apunta a reflexionar sobre más que a reproducir los contenidos del manual, a dialogar y tensionar los presupuestos más que a asumirlos como dados, a preguntarse por los aportes de la mirada regional a nuestra manera de pensarnos, posicionarnos y construir conocimiento, a poner en duda la mirada histórico política hegemónica, a visibilizar hechos y conceptos nuestroamericanos. Todas estas cuestiones se enmarcan en la mirada crítica propuesta, que no se agota en las dimensiones pedagógico-didácticas sino que apuesta también a incorporar de manera transversal al trabajo docente enfoques como la colonialidad, la perspectiva de género, la cuestión del lenguaje (los modos de enunciar, las formas del decir) y con ella el idioma, entre otras posibles.

Los invitamos a bucear las diversas herramientas que se pensaron en común para estimular una lectura crítica y profunda de la integración y la ciudadanía regional. Desde ya que los diversos recursos, estrategias y miradas propuestas no agotan las inmensas posibilidades que estas temáticas ofrecen; solo intentan ser disparadores posibles, invitaciones para su abordaje.