“Los mapas del alma no tienen fronteras, y yo soy patriota de varias patrias”

Eduardo Galeano

Cuando se hace referencia a los espacios fronterizos, muchos piensan en límites, mapas y demostraciones de poder; divisiones, filtros porosos y aduanas; pero también pueden concebirse como espacios de integración y negociación identitaria, de relaciones entre pueblos y culturas; un espacio de intercambio y comunicación.

Dado que los conceptos, límite y frontera suelen aparecer como sinónimos es importante diferenciar ambos conceptos. Por un lado, el límite es apropiado para entender la presencia del Estado moderno en tanto espacio único y soberano. Es decir, es un ente de existencia jurídica que marca el confín del Estado, permite definir jurisdicciones y soberanías políticas sobre un territorio determinado, en cuyo interior ejerce su autoridad. Todo límite es una construcción, producto de acuerdos, tratados convenios y arbitrajes, una creación humana aunque en ciertas ocasiones se corresponda con hechos físicos.

En cambio, las fronteras se identifican como aquella área de transición, que se origina en la vigencia de un límite internacional. Ésta acompaña toda la periferia del territorio y lo pone en contacto con los países vecinos. En este contexto, la frontera se convierte en un área de mutación donde se mezclan las características específicas de los países colindantes (idioma, música, vestimenta, comida, etc.).

Las concepciones sobre frontera fueron variando a lo largo de la historia de los países que conforman el MERCOSUR. Las mismas pueden identificarse en tres momentos.

En primer lugar, ha existido una concepción de frontera como separación de un “otro” que es distinto a mí y que, incluso, puede ser mi enemigo. Las fronteras eran espacios de defensa donde la presencia militar velaba por la seguridad del Estado frente a las amenazas de los países colindantes. Esta definición fue utilizada por los países que integran el MERCOSUR durante el siglo XIX y gran parte del siglo XX. Uno de los periodos donde esta concepción se expresó de un modo más claro fue con las dictaduras cívico-militares, dónde la interacción, en términos de integración con los otros estados, era prácticamente nula y, como en el caso del Plan Cóndor, se limitaba a la coordinación para implementar el terrorismo de Estado a nivel regional.

En segundo lugar, se promovió una concepción de frontera en torno a la fundación del MERCOSUR en 1991. Esta tomó distancia de la noción de defensa militar para centrarse en la libre circulación de mercancías, en plena sintonía con el modelo de integración que representaba el MERCOSUR en aquel momento: un regionalismo abierto que buscaba una integración que limitada -con exclusividad- al ámbito comercial, a partir de la apertura de las aduanas. La liberación de las fronteras se circunscribía a las mercancías dejando de lado temas como la libre circulación de personas, el desarrollo de las zonas fronterizas o la integración socio-cultural de los pueblos.

En los últimos años se forjó una tercera concepción -también impulsada por el MERCOSUR- que, en un búsqueda por ser cada vez más inclusivo, incorporó nuevos temas en su agenda de trabajo: la integración socio-cultural, la defensa de la democracia, la promoción de la participación, entre otros asuntos. Las fronteras cobran nuevos sentidos, al reconocer las áreas fronterizas como espacios donde se manifiestan cotidianamente y tienen lugar las relaciones entre los pueblos; dónde es posible promover la integración productiva, social y cultural, y como un espacio que requiere de políticas sociales específicas para sus habitantes, más allá de su nacionalidad. Por otro lado, las fronteras dejaron de ser un obstáculo para la libre circulación de personas: hoy existen diversos mecanismos que permiten pasar de un país del MERCOSUR a otro sin necesidad de quedar atrapados en las redes de las burocracias. Por ejemplo, es posible ingresar a otro país del MERCOSUR presentando, solamente, el documento nacional de identidad.

¿Esto significa que en la actualidad no hay más fronteras entre los países del MERCOSUR? No: aún existen múltiples intereses por los que las fronteras siguen implicando límites y divisiones, e incluso situaciones que indican que algunas de las ideas del siglo XIX y XX siguen vigentes. Más aún, las fronteras continúan diferenciando un nosotros de un ellos y los nacionalismos siguen siendo fuertes, por lo que uruguayos, argentinos, brasileros y paraguayos, seguimos considerándonos diferentes.

Debemos aspirar a profundizar la integración latinoamericana comprendiendo que no se trata de suprimir las diferencias que configuran la singularidad de cada pueblo, sino de conocernos para integrarnos desde nuestra diversidad. Solo así podremos borrar, como dijo Galeano, las fronteras del alma y ser patriotas de varias patrias.

El Dato

¿Qué sucedió con los pueblos originarios de América Latina cuando se establecieron los límites? Cuando se conformaron los Estados-nación los pueblos que habitaban esas tierras se hicieron acreedores de las nacionalidades de los países en formación. Sin embargo, pueblos enteros quedaron bajo la jurisdicción de un solo país, en otros sucedió que un mismo pueblo quedó formando parte de dos o más países; es el caso de los pueblos Mapuche, Guaraní y Coya, en Argentina.

Estos pueblos viven una situación de especial vulnerabilidad con respecto a su Derecho al Territorio, dado que los límites político-administrativos de los países no se corresponden con sus territorios ancestrales. Esta vulnerabilidad demanda la adopción de marcos jurídicos y administrativos específicos y armonizados entre países.

¿Qué podés ver y leer?

La red Mercociudades tiene diferentes publicaciones vinculadas a las fronteras del Mercosur. [Disponible en: http://portal.mercociudades.net/]

La película El Baño del Papa, de Enrique Fernández y Carlos Charlone narra las iniciativas de los habitantes de Melo -ciudad uruguaya ubicada cerca de la frontera con Brasil- a partir de la visita del Papa.

El documental La Triple Frontera de la serie Horizontes de Canal Encuentro aborda la noción de fronteras y su relación con el surgimiento de los Estados nacionales. Disponible en: http://www.encuentro.gov.ar/sitios/encuentro/programas/ver?rec_id=105905

Invitación a editar

Si querés editar este artículo (sumar, acotar, agregar referencias, etc), podés hacerlo en esta versión de edición abierta.