• Augusto Roa Bastos (1917-2005)

    Por

    Sabrina Mary

Augusto Roa Bastos (1917-2005), es un guionista, narrador y escritor paraguayo, reconocido por sus críticas al gobierno de Stroessner. Exiliado desde la Guerra Civil paraguaya de 1947, ha vivido en Argentina y Francia, hasta retornar al Paraguay donde falleció en 2005. Este autor, como tantos otros ha sido una de las voces calladas del continente por su concepción de la literatura y la cultura, así como por su lectura de la historiografía de la historia paraguaya, particularmente el gobierno de José Gaspar Rodríguez de Francia. Sus escritos analizan diferentes momentos de la historia paraguaya: las misiones jesuíticas del siglo XVIII, la Guerra de la Triple Alianza del siglo XIX, la Guerra del Chaco y la dictadura en el siglo XX, en todos los casos marcado por su exilio.

 

Este estudioso de la realidad social paraguaya, definía a los gobiernos de su país como isleños, pensándolo como una isla rodeada de tierra. Pero también afirmaba: Paraguay es el centro de la América Meridional. Núcleo geográfico, histórico, social, de la futura integración de los Estados independientes en esta parte de América. La suerte del Paraguay es la suerte del destino político americano. Al mismo tiempo, recuperaba la circunstancia de los sucesos históricos definiéndolas como catástrofes. Repensar la historia permitía construirla como compartida.

 

Asimismo, era un pensador preocupado por la libertad de expresión y la recuperación de la cultura de los desposeídos. Por ello centrará sus estudios en la reescritura de la historia. En tal sentido reflexionaba que tanto en América Latina -como en todas partes y en todos los tiempos, una cosa es la historia vivida por los pueblos y sociedades; otra, muy distinta, la historia que se escribe sobre ellos, la historia escrita por los grupos dominantes y sus élites culturales. Uno de sus textos más reconocidos es Yo el Supremo, del cual analizaremos otras ideas del autor, pero que busca principalmente atacar y desmitificar la historia escrita por los grupos dominantes y recuperar las voces de los “derrotados”.

 

“El exilio fue una escuela permanente que me enseñó a ver las cosas con más seriedad. También significó dolor, como una muerte, un estado de duelo”

 

Algunas ideas de este autor, permitirán pensar la necesidad de romper con la colonización del pensamiento y del aislamiento. En primer lugar, es interesante destacar la preocupación de este autor sobre la literatura y la escritura. La recuperación de la oralidad del pueblo paraguayo, principalmente del guaraní. Algunas obras del autor como Naranjal ardiente poseen pasajes en castellano y guaraní, retomando el decir de un pueblo silenciado. En este sentido se destaca que la negación de la escritura ayuda a las dictaduras a configurarse como el único capaz de hablar y escribir. Al analizar la historia paraguaya nos encontramos con procesos políticos que han negado al guaraní como lenguaje y prohibido su escritura. Es así como se generan culturas condenadas, colonizadas y calladas. El reconocimiento en la constitución de 1992 del guaraní como idioma oficial del Paraguay es una muestra de un cambio.

 

En segundo lugar, las obras de Roa Bastos estarán signadas por la preocupación de las relaciones de poder, particularmente la tiranía. En Yo el Supremo recupera la historia de Gaspar de Francia desde la visión del pueblo. Al hablar de Francia lo define como el primer dictador revolucionario de América Latina. Conforme el análisis de este autor, el dictador Francia realizó él solo, apoyado por las clases populares del país, la increíble hazaña que no lograron los generales libertadores: establecer la independencia y soberanía, la autonomía y libre determinación de un pequeño país, el Paraguay, que se convirtió así en la Primera República del Sur, pero también reconoce que este dictador cayó en las tentaciones del poder absoluto en sus últimos años. La dictadura de Francia, había posicionado al Paraguay como el país más adelantado cultural y materialmente del Siglo XIX. De esta manera, el texto grafica otra historia, diferente de la historiografía liberal, que entiende el proceso de independencia y la colonización paraguaya.

 

Finalmente, es interesante señalar que Roa Bastos definía a la cultura latinoamericana como una cultura mestiza, no por su carácter étnico sino por su construcción histórica-social. Al respecto señala, “sería erróneo considerar la cultura latinoamericana como un ámbito emancipado y autónomo por encima o más allá de una realidad que sufre los efectos distorsionadores y deformantes de las presiones y represiones neo-coloniales”. La cultura mestiza deja traslucir la dominación y el colonialismo del pensamiento.

 


“Me tomó de cuatro a cinco años salir de la depresión, no sólo psicológica sino ontológicamente, recobrar mi dignidad como ser humano, que se había refugiado en las sombras. Me dediqué a escribir como un vehículo para recuperar mi condición humana, mi dignidad como persona”. 

 

A través de sus escritos construye una historia que piensa al yo y al otro y la necesidad de pensar la historia como compartida. Una historia que se construye literariamente, que permite pensar en el uno pero con el otro. En sus textos se puede reconocer una historia colectiva del ser latinoamericano marcado por los exilios, desencuentros, guerras y tiranías. “Es difícil sopesar la dimensión de su obra, el contexto general era su preocupación sobre la realidad social de Paraguay, la deforestación, el despojo de tierras a los indígenas y a los campesinos, él me dijo muchas veces que se sentía un campesino”, recordó Pecci, autor de un libro sobre este escritor.

El Dato

Dos hechos influenciaron al autor: la asistencia durante la guerra entre Paraguay y Bolivia (1932) en un hospital de campaña y luego la dictadura de Stroessner que lo exiliará del Paraguay. Esto lo ubica dentro del Boom de la literatura latinoamericana caracterizada por cómo se una el lenguaje, la temporalidad y la mezcla de símbolos y mitos, que en Roa Bastos se enriquece con el guaraní.

¿Qué podés ver y leer?

La trilogía: 1. Hijo de Hombre (1960): http://www.portalguarani.com/537_augusto_roa_bastos/1016_hijo_de_hombre_2007__obras_de_augusto_roa_bastos.html 2. Yo el Supremo (1974): https://vivelatinoamerica.files.wordpress.com/2014/01/roabastos_yo_el_supremo.pdf 3. El Fiscal (1993): http://www.portalguarani.com/537_augusto_roa_bastos/13761_el_fiscal_2009__novela_de_augusto_roa_bastos.html Trueno entre las hojas: http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2011/el_truen.pdf Choferes del Chaco o La Sed https://www.youtube.com/watch?v=0AFSo-N2efs Su página web: http://www.romanistik.uni-mainz.de/hisp/roa/La_realidad_superada.htm

Invitación a editar

Si querés editar este artículo (sumar, acotar, agregar referencias, etc), podés hacerlo en esta versión de edición abierta: